+51 084 225211

NOTICIAS

NOMBRAMIENTO DE NUEVO VICARIO GENERAL DE LA ARQUIDIOCESIS DEL CUSCO

Arquidiócesis
2 Enero,2024
08:07:51 PM

Esta mañana en una distinguida ceremonia realizada en la capilla del Arzobispado del Cusco, se vivió un momento trascendental, al llevarse a cabo la solemne ceremonia de juramento y asunción del nuevo Vicario General de la Arquidiócesis del Cusco. Con gran alegría y solemnidad, Monseñor Richard Daniel Alarcón Urrutia anunció la designación del Rvdo. Pbro. Manuel Bravo Álvarez como Vicario General de la Arquidiócesis, sucediendo en este cargo a Mons. Lizardo Estrada Herrera, OSA, Obispo Auxiliar del Cusco, quién actualmente viene desarrollando una destacada labor pastoral como Secretario General del Consejo Episcopal Latinoamericano – CELAM.

 

Durante su intervención, Monseñor Richard Daniel resaltó la importancia del año nuevo como portador de gracias divinas para la Iglesia y como un acto cargado de gran significado, explicó que la designación del nuevo Vicario General surge de la necesidad de mantener una conducción sólida y apoyo pastoral constante ante la nueva responsabilidad asumida por Mons. Lizardo Estrada Herrera OSA.

 

Con un gesto de gratitud hacia Monseñor Lizardo Estrada, el Arzobispo del Cusco compartió la complejidad de la situación y destacó la disposición y experiencia del Rvdo. Pbro. Manuel Bravo Álvarez, quien previamente había ejercido este cargo. Expresó su agradecimiento a Dios por el arduo trabajo que realiza Mons. Lizardo así como la disponibilidad de Monseñor Bravo Álvarez y la importancia de contar con un apoyo sólido para el desarrollo de las responsabilidades pastorales y administrativas.

 

La ceremonia también fue ocasión para reflexionar sobre el significado del servicio episcopal, considerando también la labor del Vicario General, y la importancia de la oración en los desafiantes tiempos actuales. Mons. Richard Daniel recordó como desde el inicio de su pontificado el Santo Padre Francisco ha rogado oraciones por él, y siguiendo este ejemplo, solicitó oraciones por él, su Vicario General y todos los sacerdotes y consagrados que dirigen los destinos de la iglesia, subrayando la necesidad de este respaldo espiritual para los líderes religiosos.

 

Monseñor Manuel Bravo Álvarez tomó la palabra agradeciendo la confianza depositada en su persona y recordando con cariño a los pastores que han sido un gran ejemplo en su camino vocacional. Destacó la visión pastoral de Monseñor Richard Daniel Alarcón Urrutia y su llamado a involucrar a toda la comunidad en la planificación pastoral. Finalmente, solicitó las oraciones de la comunidad para llevar a cabo su labor de manera fructífera.

 

La ceremonia concluyó con la bendición del nuevo Vicario General y un llamado a la comunidad a caminar unida en este nuevo año, marcado por la entrega al servicio y la construcción de una arquidiócesis fortalecida. La comunidad expresó su agradecimiento y compromiso, anticipando un año lleno de entusiasmo y acción pastoral.

Galería

VICARIO GENERAL
ARQUIDIÓCESIS